Seguros Agropecuarios
INFORMACIÓN GENERAL
LOS PRODUCTOS QUE OFRECE EL MERCADO

Si bien el mercado de seguros ofrece una amplia gama de productos que se ajustan de distinta manera a las características de cada cultivo, zona productiva y tipo de productor, las coberturas clásicas utilizadas en producciones extensivas: granizo tradicional, granizo y adicionales y multirriesgo, representan la mayor parte del volumen total de primas comercializadas.

Las características de estas coberturas no presentan sustantivas diferencias entre una y otra compañía; motivo por el cual el precio de las primas suele ser el gran incentivo a la competencia entre las empresas que operan el ramo. No obstante, las compañías suelen diferenciar sus productos basándose en algunas las siguientes acciones:

  • Ajustar el precio de las primas con los porcentajes de franquicias y deducibles que se aplican.
  • Presentar distintas alternativas de pago a los productores. Una de las particularidades del mercado es que más del 90 % de las primas son financiadas a cosecha.
  • Ofrecer distintos mecanismos de pago. Se otorga la posibilidad de fijar la póliza en moneda nacional, en dólares americanos o en quintales de cereal u oleaginosas. También algunas compañas permiten la cancelación de obligaciones mediante operaciones de "Canje de cereal", el productor paga el premio entregando parte del producto de la cosecha a las compañías de seguro.
  • Utilizar estrategias de fidelización y programas de beneficios para los asegurados.
DESCRIPCIÓN DE LAS COBERTURAS

Las coberturas descriptas representan la mayor parte del negocio de seguros del sector. No obstante existen otros productos de seguros posibles, algunos incipientes y otros que están a la espera de instrumentos para cubrir mercados experimentales.

· Cobertura Clásica de Granizo

Granizo: Asegura daños o pérdidas de la cosecha a consecuencia del granizo hasta el capital total asegurado, en tanto las plantas estén arraigadas al suelo. La indemnización procede cuando el
daño supera un determinado porcentaje de la suma asegurada (el producto tradicional incluye una franquicia no deducible del 6%), correspondiente a la superficie afectada por siniestro.

Incendio: Asegura los daños materiales causados por la acción directa del fuego a los frutos y productos asegurados. La suma asegurada correspondiente a esta cobertura puede variar (dependiendo de la compañía) entre un 40 y 60 % de la suma asegurada por granizo.

Resiembra: se cubren los gastos de la resiembra hasta un 20 o 40 % de la suma asegurada dependiendo de las particularidades de cada compañía) de la superficie afectada cuando algún riesgo cubierto se presenta en las primeras etapas del cultivo y se compruebe que provocó una reducción de la población original del cultivo que justifique su resiembra. Luego de indemnizada la resiembra, el asegurador responderá en el futuro por el remanente de suma asegurada, a menos que el asegurado solicite por escrito la reinstalación de la suma original y se haga cargo de la prima resultante.

· Granizo más adicionales

Granizo más adicionales: El productor agropecuario puede complementar la cobertura básica con uno o más adicionales pagando una sobreprima sobre la cobertura tradicional de granizo. No siempre estas "coberturas adicionales" están disponibles para todas las regiones del país; por ejemplo, en las zonas con alta probabilidad de inundaciones prá¡cticamente ninguna compañía ofrece el producto de "Lluvias en exceso" como adicional de granizo.

Las coberturas adicionales son:

Vientos Fuertes: asegura los desgarros, roturas, tronchados, arranque, tapado o vuelco irreversible de plantas por efecto mecánico del viento en el cultivo asegurado mientras se encuentra arraigado. En caso de siniestro el asegurado participa con una franquicia deducible de aproximadamente un 30% de la suma asegurada que corresponda al lote afectado (dependiendo de cada compañía). Existe generalmente un máximo a indemnizar de la suma asegurada del lote que ronda aproximadamente un 70 % de la misma.

Helada: Asegura la muerte total de plantas causada por la caída brusca de la temperatura hasta niveles iguales o menores a 0º centígrados, produciendo necrosis en follaje y afectación en la formación de granos, impidiendo que éste se forme mientras los cultivos se encuentren arraigados. La indemnización y la franquicia sigue la misma lógica que el adicional anterior (vientos fuertes).

Lluvia en exceso: asegura los daños en cantidad causados al cultivo asegurado estando en pie, por la caída en el área sembrada de lluvias de una intensidad tal que puedan producir el vuelco irreversible de las plantas y/o la saturación de agua en el suelo por un tiempo determinado, provocando clorosis en la planta (disminución evidente de la intensidad de color) y que provoquen una merma en el rendimiento. Gran parte de las compañías que ofrecen este producto condicionan la indemnización a que el rendimiento real, como consecuencia de las causas apuntadas mas arriba, se ubique por debajo del 50% ( dependiendo de cada compañía) del promedio registrado en los últimos 5 años en el Departamento donde se encuentra el lote asegurado (rendimiento de referencia).

El máximo aproximado a indemnizar es el 70% de la suma asegurada del lote de acuerdo al siguiente cálculo: Suma indemnizada = suma asegurada para el riesgo de Granizo x Pérdida % del rendimiento de referencia1.

Falta de piso: cubre la imposibilidad de realizar la recolección mecánicamente de los granos luego de su madurez fisiológica, por inconsistencia del terreno provocada exclusivamente por exceso de lluvias, cualquiera sean los daños, caída o pudrición de granos, tallos o frutos en forma separada o conjunta. La cobertura opera una vez vencido el período de 30 días después del momento en que el cultivo estuvo en condición óptima de ser cosechado y sin posibilidad de que entren las máquinas para efectuar la recolección.

La mayoría de las compañías dejan sujeta la activación de la indemnización a que el rendimiento real como consecuencia de las causas apuntadas mas arriba, sea inferior del 50% del promedio registrado en los últimos 5 años en el departamento donde se encuentra el lote asegurado (rendimiento de referencia)

La indemnización se determina de la misma manera que el adicional de "Lluvias en exceso".

· Multirriesgos

A través de este seguro se protegen mermas de rendimiento a consecuencia de eventos climáticos, biológicos y físicos (granizo, helada, vientos, sequía, lluvias fuertes, inundaciones, falta de piso, incendio, enfermedades e insectos que no puedan controlarse, etc.).

Este producto cubre aproximadamente el 60% de los rendimientos históricos del departamento (dependiendo de la compañía) y requieren tasación previa del predio a asegurar. Cuando el asegurado tenga en su campo un rendimiento promedio inferior al de referencia, se indemniza sin aplicación de franquicia alguna, la diferencia entre los quintales de referencia para cada cultivo y los quintales obtenidos como producción en la totalidad de la superficie del mismo cultivo en el establecimiento.

Para el caso de daños al cultivo a consecuencia de los riesgos cubiertos, donde el productor decide resembrar, la aseguradora procede a indemnizar el 20 % de la suma asegurada del área efectivamente resembrada, quedando dicha superficie asegurada por el 80% restante (dependiendo de cada compañía). La suma asegurada expresada en pesos es la resultante de multiplicar la cantidad de quintales asegurados por hectárea, por la superficie asegurada y por su precio previamente establecido.

Este producto es ajustado por algunas compañías de acuerdo al perfil del asegurado.Existen coberturas sensiblemente diferenciadas:

- Cobertura de Insumos: orientada a brindar a proveedores de insumos un instrumento que garantice la cobranza de sus créditos a través de un seguro sobre el predio del agricultor (endosado a favor
del proveedor de insumos).

- Cobertura de Inversión: otorga al productor agropecuario la posibilidad de cubrir los costos de producción.

- Cobertura Regional: es una cobertura contra todo riesgo, salvo algunas lógicas exclusiones, que garantiza rendimientos de acuerdo a la historia del área geográfica donde se encuentre el campo asegurado según datos estadísticos suministrados por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación.

Sigue la mecánica del multirriesgo tradicional pero procede a indemnizar utilizando un doble gatillo.

Por ser ésta una cobertura de carácter regional; la indemnización corresponde solamente si el rendimiento real del campo asegurado al momento de la cosecha está por debajo de la garantía seleccionada y si a su vez el rendimiento del área geográfica ha caído también por debajo de la garantía seleccionada, de acuerdo a la información de rendimiento emitida por el INTA.

El límite de indemnización esta dado por la diferencia entre el rendimiento del área asegurada de acuerdo a la información del INTA y la garantía seleccionada, o la diferencia entre el rendimiento del cultivo asegurado y la garantía seleccionada; la que fuere menor.

Las coberturas descriptas representan la mayor parte del negocio de seguros del sector. No obstante existen otros productos de seguros posibles, algunos incipientes y otros que está¡n a la espera de instrumentos para cubrir mercados experimentales.